Cuidados de la piel,
5 consejos para mantenerte radiante

Imagen cuidado-piel

Cinco cuidados de la piel que debes tener todos los días: Los cuidados de la piel comprenden una adecuada alimentación; el uso de protector solar y, una rutina de limpieza y humectación, para conservarla saludable.

A diario estamos expuestos a la polución, los cambios de clima y los rayos ultravioleta; factores que contribuyen al envejecimiento prematuro, la presencia de manchas en la piel y la perdida de vitalidad. Una situación que podemos prevenir teniendo un adecuado cuidado de la piel (McCullough, 2006).

Durante el tiempo libre es posible que se incremente la exposición al medioambiente y que estemos en contacto con Durante el tiempo libre es posible que se incremente la exposición al medioambiente y que estemos en contacto con la piel que debes tener a diario.

Imagen cuidado-piel 1
1. Cuida tu alimentación:

Lo que comemos es esencial para proteger la salud. Se puede considerar que la alimentación es el pilar fundamental de los cuidados de la piel.

  • Incluye en tu alimentación frutas y verduras. Su contenido de vitaminas, minerales y sus propiedades antioxidantes, previenen el deterioro de la piel, al disminuir el daño celular y estimular la producción de colágeno. Nutrientes como los carotenos, presentes en las frutas y verduras amarillas, rojas y naranjas, se han relacionado con una mejoría en la apariencia de la piel.
  • Consume ácidos grasos esenciales, en especial los tipo omega 3, los cuales están presentes en pescados como el atún, salmón y en la linaza. Estos aceites ayudan a disminuir la inflamación, mantener la estructura de la piel y evitar la pérdida excesiva de agua.
Imagen cuidado-piel 2
2. Mantente hidratado:

Nuestra piel está constituida en un 30% por agua; por lo que una adecuada hidratación contribuye a que se mantenga la elasticidad, resistencia y grosor. Así mismo, la ingesta de agua ayuda a que se mantenga la salud de las mucosas de los ojos, boca, nariz y la región genital (Popkin, 2010).

Imagen cuidado-piel 3
3. Utiliza un protector solar:

La radiación solar puede generar efectos nocivos en la piel como quemaduras solares, alteraciones de las defensas, envejecimiento, aparición de manchas en la piel o cáncer. Al elegir un protector solar, ya sea una loción, gel o crema; se debe escoger un producto que tenga un factor de protección 50 o superior y que proteja frente a las radiaciones UV-A y UV-B.

  • La aplicación se debe realizar sobre la piel limpia y en todas las áreas que no queden cubiertas por ropa. Esta se debe hacer media hora antes de la exposición y renovarla cada dos horas o cuando se ha estado inmerso en agua (Magliano, 2014).
Imagen cuidado-piel 4
4. Está atento a la limpieza de la piel:

Durante el día la piel está expuesta a impurezas, grasas, sustancias contaminantes y bacterias. Como parte de los cuidados de la piel se debe realizar una adecuada limpieza; entre la que se incluye el desmaquillarse antes de dormir. Entre las ventajas de mantener una piel limpia están:

  • Favoreces la regeneración de la piel; al eliminar las células muertas que se encuentran en las capas superficiales .
  • Evitas que los poros se obstruyan por la presencia de polvo. Disminuyendo la aparición de puntos negros y acné.
  • Se estimula la hidratación y ayudas a que la piel se recupere del daño al que ha estado expuesto a lo largo del día (Baumann, 2009) (Misery, 2007).
Imagen cuidado-piel 5
5. Conserva tu piel humectada:

Las sustancias humectantes permiten que se incremente la absorción del agua; permite que se mantenga la hidratación de la piel cuando está se expone al medio ambiente y el manto ácido que funciona como una barrera protectora en la piel. La humectación debe realizarse al menos dos veces al día; más si se trata de una persona de la tercera edad, padece diabetes o enfermedades de la piel como dermatitis, eczema o psoriasis (Baumann, 2009). Ten en cuenta que, antes de comprar un producto, debes consultar con el dermatólogo si padeces enfermedades de la piel, él te indicara el producto adecuado para tu tipo piel.

Laura Iveth García Parra
Médica Cirujana Universidad Nacional de Colombia
R.M. 7818/2007

Referencias

McCullough, J. L., & Kelly, K. M. (2006). Prevention and treatment of skin aging. Annals of the New York Academy of Sciences, 1067(1), 323-331.
Draelos, Z. D. (2010). Nutrition and enhancing youthful-appearing skin. Clinics in dermatology, 28(4), 400-408.
Popkin, B. M., D'Anci, K. E., & Rosenberg, I. H. (2010). Water, hydration, and health. Nutrition reviews, 68(8), 439-458.
Magliano, J. (2014). Fotoeducación y fotoprotección. Tendencias en Medicina, 9(9).
Baumann, L. S., & Baumann, L. (2009). Cosmetic dermatology. McGraw-Hill Professional Publishing.
Misery, L. (2007). How the skin reacts to environmental factors. Journal of the European Academy of Dermatology and Venereology, 21, 5-8.