Herramientas caseras para manejar la dermatitis

La dermatitis es la inflamación de la piel, que se manifiesta en su capa más externa. Se presenta con la aparición de piel seca, prurito (comezón) y placas rojas descamativas. Si bien existen medicamentos que tu dermatólogo puede indicarte, hay remedios caseros que puedes utilizar para aliviar los síntomas.

Imagen dermatitis
¿Qué le pasa a mi piel cuando tengo dermatitis?

Imagen migraña 2
  • Recuerda que la piel está compuesta por tres capas: la más superficial es la epidermis, formada por células muertas y células en crecimiento; la dermis, por vasos sanguíneos y nervios, y la hipodermis donde se encuentra el tejido graso. La dermatitis afecta principalmente la epidermis.
  • Algunos elementos externos (jabones, detergentes, suavizantes de telas), actúan sobre la piel y desencadenan una respuesta de inflamación.
  • La piel pierde su capacidad de barrera, se rompen las pequeñas uniones entre las células y se deshidrata fácilmente.
  • Todos estos daños provocan la aparición de placas rojas que producen mucha comezón; el rascado aumenta las lesiones de la piel.

¿Quién puede padecerla?

La dermatitis puede presentarse desde la infancia, aunque los adultos también la padecen.

¿Qué puedo hacer para evitarla?
  • La dermatitis tiene un componente genético, así que, si alguien en la familia lo padece, otros miembros pueden tenerla.
  • Las personas que tienen dermatitis, pueden tener otras alergias asociadas.
  • Puedes identificar algunas cosas que desencadenan el daño de la piel para evitarlos: jabones, telas, la sudoración, algunos alimentos.
  • Utiliza jabones neutros y evita geles que contengan alcohol.
  • Usa guantes plásticos para realizar las labores domésticas. Debajo de estos guantes, usa guantes de tela para que tu piel no entre en contacto directo con el plástico.
  • Se recomienda mantener la piel hidratada. Esto disminuye la presentación de episodios de dermatitis.
Imagen migraña 3


Los remedios caseros ¿funcionan?

Los remedios caseros pueden ser muy útiles para aliviar los síntomas de la dermatitis. En los últimos años se han realizado investigaciones para evaluar los compuestos de algunos de estos remedios.
Posiblemente has oído hablar o utilizado algunos de ellos. Los remedios caseros descritos a continuación, pueden ser aplicados sobre la piel o pueden ser consumidos después de una preparación especial:

Imagen migraña 3

Miel: Sus propiedades antibacteriales y cicatrizantes ayudan a que la piel se mantenga hidratada y se recupere mejor.

  • La miel contiene vitaminas y enzimas naturales que disminuyen la comezón.
  • Tiene características antioxidantes y antiinflamatorias por lo que es recomendada para las exacerbaciones de la dermatitis.
  • Puedes aplicarla diluida con un poco de agua, en las partes más afectadas.
  • Cómprala en un lugar de confianza. La miel puede ser alterada con otros productos.



Aloe vera (sábila): Desde el antiguo Egipto, la sábila o aloe vera es usada como remedio para las quemaduras, las encías sangrantes, las manchas solares en la piel, entre otras.

  • La sábila contiene antioxidantes, cicatrizantes y tiene efectos antibacterianos.
  • La sábila favorece la regeneración e hidratación de la piel.
  • Disminuye la inflamación de la piel y la comezón.
  • Sus cristales son usados para aliviar las quemaduras.
  • Puedes comprar geles de sábila ya preparados o comprar una hoja en el mercado.
  • Luego de lavarla, remueve su corteza. Encontrarás el cristal, que puedes cortar en pequeños pedazos para aplicar sobre la piel lesionada.
  • Lo que no utilices se puede guardar en la nevera por algunos días.
Imagen migraña 3



Imagen migraña 5

Manzanilla: Tanto tomada en una infusión, como aplicada sobre la piel, la manzanilla es un excelente remedio casero para muchas afecciones.

  • La manzanilla tiene actividad contra bacterias e incluso contra algunos hongos.
  • Es un relajante natural.
  • Al igual que la miel y el aloe vera, la manzanilla tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.
  • Puedes preparar una infusión, dejar enfriar, humedecer un paño limpio y aplicar sobre las zonas lesionadas de la piel.

Janeth Carrillo Franco
Médica y doctora en salud pública de la Universidad Nacional
RM 51839957


Bibliografía

Jiménez, N. (2017). Dermatitis aatópica: definición, consejos prácticos y tratamiento. El farmacéutico(562), 27 - 32.
Medina, F., & Bautista, L. (2015). Aceites esenciales preparados en forma de nanoemulsión para la formulación de productos cosméticos. Revista Colombiana de
Investigaciones Agroindustriales, 2, 6 - 15. doi:http://dx.doi.org/10.23850/24220582.177
Musmeci, R., & Lezcano, M. (2013). Acción antimicrobiana del gel de aloe vera. Estudios e investigaciones del saber académico.
Reynés, J. (2002). Primer consenso sobre diagnóstico y tratamiento de la dermatitis atópica. Acta pediátrica de México, 23(6), 384 - 395.
Santos, A. (2017). Fisiopatología de la dermatitis atópica. En S. a. pediatría (Ed.). Buenos Aires. Recuperado el octubre de 2018, de https://www.sap.org.ar/docs/Congresos2017/Dermatologia/Viernes%2028/SantosMu%C3%B1oz_Dermatitis%20atopica_Fisi
patogenia.pdf
Schencke, C., Vásquez, B., Sandoval, C., & del Sol, M. (2016). Rol of the Miel in the Morphophysiologic Process of the Reparation Wounds. International Journal of Morphology, 34(1), 385-395. doi:http://dx.doi.org/10.4067/S0717-95022016000100056.