Sensibilízate sobre el cáncer de mama: lo que debes saber

El 19 de octubre se conmemora el Día Mundial contra el Cáncer de Mama, promovido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), con el fin de crear una mayor conciencia para la realización de controles, diagnósticos, tratamientos oportunos y estilos de vida saludables que reduzcan la probabilidad de mortalidad por cáncer de mama.

Según la Organización Mundial de la Salud, el cáncer es un proceso de crecimiento y diseminación incontrolada de células que puede aparecer en cualquier lugar del cuerpo. El tumor suele invadir el tejido circundante y puede provocar metástasis en puntos distantes del organismo. Una proporción importante de personas que padecen cáncer se podrían curar si su tratamiento contemplara cirugías, radioterapias o quimioterapias, o si la enfermedad se logra diagnosticar en una fase temprana y se puede iniciar oportunamente el tratamiento.

De lejos, el cáncer de mama es más frecuente en las mujeres, ya que en los hombres representa menos del 1%, según la organización breastcancer.org. Por lo general, los hombres no consideran la posibilidad de desarrollar la enfermedad, no se realizan controles regulares, y por ello, cuando se les diagnostica, ésta se encuentra comúnmente en un estado avanzado. Según breastcancer.org, los hombres son más propensos a adquirir cáncer de mama cuando presentan factores como el envejecimiento, con una edad promedio de diagnóstico alrededor de los 67 años. También, niveles altos de estrógeno que estimulan la multiplicación celular mamaria o los hombres con síndrome de Klinefelter (1 entre 1000) que poseen niveles bajos de andrógenos (hormonas masculinas) y niveles altos de estrógeno (hormonas femeninas). Por lo anterior, son propensos a adquirir esta enfermedad, como también, aquellos que tienen antecedentes marcados de cáncer de mama en la familia, alteraciones genéticas y quienes se han expuesto antes de los 30 años a radiaciones en el tórax,en especial durante la adolescencia.

El cáncer de mama en el mundo es el cáncer más comúnmente diagnosticado en las mujeres ya que, según la OMS, uno de cada cuatro casos diagnosticados con cáncer corresponde a cáncer de mama (24,2%), el cual constituye la principal causa de muerte por cáncer en mujeres (15%). La detección precoz sigue siendo la piedra angular de la lucha contra esta enfermedad, ya que en esta etapa se puede implementar un tratamiento que responda a un diagnóstico posiblemente con opciones de recuperación. De ahí la importancia de iniciar con la práctica de la mamografía o el autoexamen para realizar un diagnóstico precoz que pueda reducir la probabilidad de mortalidad por cáncer de mama.

Según la OMS, alrededor de un tercio de las muertes por cáncer se debe a factores como un índice de masa corporal elevado, un bajo consumo de frutas y verduras, falta de actividad física, consumo de tabaco y consumo de alcohol. En Latinoamérica según este organismo, hay alrededor de 462.000 mujeres diagnosticadas. Para 2030, la región presentará un crecimiento del 43% en la incidencia de cáncer de mama principalmente en mujeres.

Según el Observatorio Global de Cáncer, el cáncer de mama en las mujeres a nivel mundial es el más comúnmente diagnosticado con un 24,2%, lo cual significa que aproximadamente uno de cada 4 casos de cáncer nuevos diagnosticados corresponde a cáncer de mama. Así mismo, es la principal causa de muerte por cáncer en mujeres (15%), seguido de cáncer de pulmón (13,8%) y cáncer de colon (9,5%).

En Colombia, de un total de 101.893 personas diagnosticadas con cáncer en 2018, se identificaron 13.380 casos de cáncer de mama en mujeres, correspondiente al 13,1% de casos, según datos de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (Internacional Agency for Research in Cancer) de la OMS.

Tras el conversatorio interinstitucional en cáncer Más allá del Lazo, realizado en junio de 2019 por asociaciones de la sociedad civil como AMESE, Pacientes Colombia, Colombia Saludable, Fundación SIMMON y el Observatorio Interinstitucional de Cáncer en Adultos, se avanza en la conformación de una mesa de trabajo con el Ministerio de Salud, la Asociación Colombiana de Hematología y Oncología, ACHO, el Instituto Nacional de Cáncer y la Cuenta de Alto Costo, con el fin de trabajar en los desafíos que permitan cerrar las barreras de acceso que dificultan el tratamiento del cáncer en Colombia.

Aunque no se puede aseverar que el cáncer es evitable, el Instituto Nacional del Cáncer señala que hay factores de riesgo que se pueden evitar, mientras que hay factores de protección que se pueden aumentar para reducir las posibilidades de contraer cáncer. Así, hay factores de riesgo que se pueden contrarrestar, por ejemplo, fumar o contrarrestar la obesidad, pero no es evitable heredar ciertos genes que constituyen factores de riesgo. Así mismo, se pueden promover factores de protección como hacer ejercicio regularmente, tener una alimentación balanceada y llevar un estudio de vida saludable.

De esta manera, Cruz Verde como integrante del Sistema de Salud en Colombia, se une a la conmemoración de la lucha contra el cáncer de seno, con el fin de seguir promoviendo estrategias que le ganen la batalla a esta enfermedad, que, según datos de la Cuenta de Alto Costo, representa el primer lugar entre los tumores malignos más frecuentes en el país.