Insuficiencia Cardíaca Congestiva crónica: definición, causas y tratamiento

¿Qué es la Insuficiencia Cardíaca Congestiva?

Es una condición clínica en la cual el corazón no puede bombear o expulsar de forma eficiente la sangre rica en oxígeno a todo el cuerpo, provocando la presencia de síntomas en todo el organismo, tales como la acumulación de líquidos en pulmones, hígado, tracto gastrointestinal, al igual que en los brazos y las piernas.

Tomado de: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000158.htm

¿Cuáles son sus causas?

Las causas más comunes de la insuficiencia cardíaca son:

La presión arterial no controlada, llevando a problemas de rigidez o eventualmente a debilitamiento del músculo.

La Enfermedad de la Arteria Coronaria (EAC), que es un estrechamiento o bloqueo de los pequeños vasos sanguíneos que suministran sangre y oxígeno al corazón. Esto puede debilitar el miocardio (parte del músculo del corazón) ya sea a lo largo del tiempo o repentinamente.

Otras condiciones de salud como:

  • • Cardiopatía congénita.
  • • Infecciones que debilitan el miocardio.
  • • Ataque cardíaco: cuando la enfermedad de la arteria coronaria resulta en un bloqueo repentino de una arteria del corazón.
  • • Válvulas cardíacas permeables o estrechas.
  • • Algunos tipos de ritmos cardíacos anormales (arritmias).

¿Cuál es el tratamiento de la Insuficiencia Cardíaca Congestiva ICC?

La ICC es una condición que no tiene cura por completo, sin embargo, el tratamiento puede mejorar el bombeo de sangre al corazón y ayudar a aliviar sus síntomas. Parte importante del tratamiento es el manejo o control de otros problemas de salud como la reducción de la presión arterial alta o la reparación de una válvula cardíaca.

El tratamiento incluye cambios en el estilo de vida y el uso de ciertos medicamentos.

Tratamiento no farmacológico: cambios en el estilo de vida

  • • Si fumas, lo recomendable es dejar de fumar.
  • • Controla los valores de tu presión arterial.
  • • Controla los niveles de colesterol.
  • • Si tienes diabetes, intenta controlarla.
  • • Sigue una dieta baja en calorías, grasas saturadas (grasas provenientes de carnes, embutidos, productos lácteos) y sal.
  • • Reduce el consumo de alcohol.
  • • Reduce el consumo de líquidos, ya que pueden empeorar los síntomas.
  • • Pésate todos los días para detectar la acumulación de líquidos.
  • • Inicia un programa de ejercicios aeróbicos, teniendo en cuenta la aprobación y el seguimiento de tu médico tratante.
  • • Define con tu médico tratante la realización de un estudio específico de detección de la apnea obstructiva del sueño (AOS), si sospechas que la padeces. En los pacientes con insuficiencia cardíaca, la (AOS) puede agravar la enfermedad debido al esfuerzo al que se ve expuesto el corazón durante el sueño.

Tratamiento farmacológico

Son varios los medicamentos empleados para tratar la insuficiencia cardíaca. Es posible que necesites uno o más de estos, según sean los síntomas que presentes. Tu médico tratante te hablará sobre esto.

Normalmente, se usan varios tipos de medicamentos para tratar la insuficiencia cardíaca y no olvides que en todos los casos, los medicamentos siempre tendrán algún efecto secundario que podrás consultar a tu médico tratante:

  • Inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (IECAS) y antagonistas de los receptores de angiotensina (ARA II). Ayudan a abrir (dilatar) las arterias y a reducir la presión arterial para que el corazón no realice tanto esfuerzo al bombear la sangre al resto del cuerpo. También impiden que el corazón cicatrice mal.

  • • Betabloqueantes. Reducen la presión arterial y enlentecen los latidos cardíacos rápidos.

  • • Diuréticos. Hacen que una persona orine más a menudo y ayudan a evitar que se acumule líquido en el cuerpo. También pueden disminuir el líquido que se acumula en los pulmones, ayudando a respirar con mayor facilidad.

  • Diuréticos Antialdosterónicos (ahorradores de potasio). Formulados cuando no pueda emplearse un Beta bloqueador ni IECA o ARAII. También cuando los síntomas continúan a pesar de seguir el tratamiento adecuado. Hay los que ayudan a que el corazón bombee mejor fortaleciendo las contracciones musculares del corazón: p. ej. digoxina.

  • • Vasodilatadores. Producen dilatación de los vasos sanguíneos.

  • • Bloqueadores selectivos. Reducen el ritmo cardiaco rápido cuando a pesar de recibir el tratamiento adecuado continúan los síntomas o se es intolerable a los otros tratamientos.

  • • Agentes anti-isquémicos. Tienen efecto protector en las células del corazón ante la falta de oxígeno. Es una opción en pacientes que tienen falla cardíaca causada por infarto del corazón.


Sandra Torres Rodriguez
Química Farmacéutica, Epidemióloga