Día Mundial del Ictus

29/10/2019

Octubre 2019. El 29 de octubre se celebra el Día Mundial del Ictus. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), esta patología representa la segunda causa de muerte en el mundo occidental, que afecta principalmente a los adultos de edad mediana y a las personas de la tercera edad.

Ictus se refiere a todas las enfermedades cerebrales por obstrucciones, así como los accidentes vasculares por problemas de circulación sanguínea como infartos, trombosis y derrames cerebrales.

Un derrame ocurre cuando se detiene el flujo de sangre a una parte del cerebro, ya sea por una obstrucción causada por un coágulo o la ruptura de un vaso sanguíneo. Los síntomas del derrame pueden generar pérdida de la visión, decaimiento, dificultad al hablar, dolor de cabeza fuerte y continuo, debilidad en los brazos, dificultad para controlar los movimientos, problemas de memoria o alteraciones visuales.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, en el mundo anualmente 15 millones de personas sufren un accidente vascular cerebral, de los cuales, cinco millones mueren y otros cinco millones quedan discapacitadas de por vida. En nuestro país, según la Asociación Colombiana de Neurología, cada año, más de 45 mil colombianos sufre un ataque cerebrovascular (ACV). Sin embargo, el 38% de los pacientes no reconoce los síntomas de una ACV y solo el 40% de los casos acude a una línea de emergencia.

Es esencial que se realice una atención inmediata en un intervalo máximo de 4,5 horas tras los primeros síntomas para evitar secuelas en la movilidad, en el lenguaje o los sentidos ya que, por cada minuto sin tratamiento, el cerebro pierde 1.9 millones de neuronas. Y por cada hora sin atención, el cerebro envejece 3.6 años.

Es importante llevar una vida saludable para evitar un derrame cerebral, y por ello es esencial reducir el consumo de alcohol y tabaco, hacer ejercicio, evitar una vida sedentaria, controlar los niveles de azúcar y colesterol y llevar una alimentación sana. Así mismo, el control de la presión arterial, colesterol o diabetes podrían reducir hasta un 50% la posibilidad de padecer ictus, Alzheimer o Parkinson.


Volver al menú de Noticias Cruz Verde

Compartir: