Uso adecuado y responsable de los antibióticos

Anteriormente, los antibióticos se utilizaban en el tratamiento de infecciones abdominales, genitales, pulmonares y respiratorias. Desafortunadamente, el uso inapropiado de estos medicamentos causó que las bacterias desarrollaran mecanismos de resistencia más fuertes por lo que fueron perdiendo efectividad.

Hoy en día, esto genera gran preocupación e incertidumbre dentro de la comunidad médica ya que los tratamientos disponibles no son efectivos. Además, es mínimo el avance que se ha obtenido en la creación o descubrimiento de antibióticos para combatir infecciones.

Factores principales que disminuyen la efectividad de los antibióticos

  • • Uso y abuso de los antibióticos. Es fundamental tener en cuenta que los antibióticos no eliminan los virus, eliminan las bacterias. Por esta razón, evita consumirlos para combatir la gripa, los resfriados o la tos generada por virus.

  • • Automedicación. Utilizarlos por tu cuenta cuando no es necesario puede aumentar la resistencia de las bacterias. Esto genera que el medicamento no funcione para tratar la infección, además de causarle un daño mayor a tu cuerpo.

  • • Gran cantidad de microorganismos, gran cantidad de antibióticos. Cada antibiótico es eficaz frente a determinado tipo de infección. Por lo tanto, la única persona capacitada para prescribir el medicamento que atacará la infección es el médico.

  • • No seguir el tratamiento especificado por el médico. Sentirte mejor no garantiza que la bacteria se haya eliminado de tu cuerpo. El medicamento es efectivo siempre y cuando se tome la dosis adecuada, por el número de veces y días indicados. No hacerlo según lo prescrito por el médico puede reiniciar la infección o generar que la enfermedad se torne incurable.



¿Qué pasa cuando se hace uso inadecuado de los antibióticos?

Resistencia bacteriana: las bacterias desarrollan la capacidad de neutralizar los medicamentos que fueron creados para eliminarlas. Esto supone una de las mayores amenazas a la salud mundial.

La cura de enfermedades como neumonía, tuberculosis, gonorrea y salmonelosis se hace más difícil.

Las estancias hospitalarias se prolongan aumentando los costos médicos y la posibilidad de muerte.

Se hace necesario utilizar fármacos más costosos.

Se eliminan bacterias que benefician el funcionamiento normal de nuestro sistema.


Recomendaciones al usar antibióticos

1
Tómalos únicamente cuando los prescriba* un médico profesional.
2
Sigue las instrucciones del tratamiento indicado.
3
No los guardes para después.
4
No utilices la prescripción médica de algún familiar o conocido. Tampoco compartas antibióticos con otras personas.
5
Prevén las infecciones con acciones simples como:
  • • Lava tus manos de manera frecuente.
  • • Prepara los alimentos higiénicamente.
  • • Evita el contacto con personas que estén enfermas.
  • • Mantén el esquema de vacunación al día.
  • • Usa protección en las relaciones sexuales.
6
Evita la automedicación, de esta forma garantizas la efectividad de los tratamientos. En Colombia está prohibida la venta de antibióticos sin formula médica.



Narella Rodriguez Salamanca
Médica, Magister en Epidemiología Clínica, MBA en Proyectos
RM 10835-4